Acuerdo de Unión Civil: un paso significativo para Chile

enero 28, 2015 por Esau Figueroa

Este miércoles 28 de enero de 2015 será recordado como el día en que Chile dio un paso más, pequeño aún pero significativo, en la ampliación de la ciudadanía, la consolidación de una mayor equidad y la reivindicación de justicia para todos y todas quienes integramos esta sociedad.

Y es que la tramitación legislativa final del ahora llamado “Acuerdo de Unión Civil” (AUC), si bien es extensiva tanto para parejas homosexuales como heterosexuales, no puede dejar de ser reconocido como un avance en la larga lucha por dotar de dignidad e igualdad de derechos a una parte importante de la población, violentada y relegada a una ciudadanía de segunda y tercera clase.

Lejos de los argumentos retrógrados que llaman a los pánicos morales y la destrucción de la familia tradicional, lo cierto es que esta nueva institucionalidad fortalecerá vínculos de amor y filiación que hasta ayer se encontraban en la absoluta precariedad, sostenidos solo por la valentía y fuerza de quienes han desafiado las normas establecidas, fundadas en una moral que tras el escudo de la religión o la defensa de un modelo específico de familia han promovido el odio y la desigualdad en un país de por sí desigual, profundizando así un modelo de inequidad reconocido a nivel internacional.

Decimos que damos un paso pequeño pues aún queda mucho camino que recorrer. Falta revertir políticas que han controlado cuerpos y subjetividades,  desconociendo el valor de la autonomía y el respeto por todas las formas de vida que componen nuestra sociedad. Falta aún por dotar de dignidad a muchos y muchas de nuestras congéneres, entendiendo que un Estado de derecho, como plantea ser Chile, debe otorgar garantías, protección y reconocimiento para todos y todas quienes así lo requieran, en igualdad de condiciones y dotados con los mismos derechos.

Desde hoy, muchas personas, homosexuales y heterosexuales, comenzamos a soñar con mayores logros y la instauración de un país mejor, el cual nos brinde una vida en la que la orientación sexual, la identidad de género o el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos o la forma en que queramos relacionarnos sean solo parte de nuestra cotidianidad y no un problema por el cual luchar. También desde hoy, muchas familias serán reconocidas como tal.

Hoy no han ganado grupos ni sectores específicos, sino todos y todas, porque hoy ha triunfado la democracia y la justicia. Hoy ha triunfado parte del sueño de una sociedad mejor.

Más Ideas y Proyectos

Columna publicada originalmente el 2 de Noviembre de 2020, en el blog de The Bartlett Development Planning Unit. By Ignacia Ossul Vermehren, Lieta Vivaldi & Camila Cociña On Sunday 25th October, Chileans voted to overhaul the Pinochet-era Constitution. The country also […]

Ensayo publicado originalmente en CIPER académico. Chile, al igual que el resto de América Latina, está atrapado en dos pandemias, la nueva (el Covid-19) y la vieja: nuestra perenne falta de imaginación en materias de política económica. Mientras la primera […]

A su manera, tanto el estallido social como la pandemia han traído a la superficie injusticias que se habían consolidado en el Chile de las últimas décadas: por una parte, profundas desigualdades económicas, sociales y políticas quedaron expuestas con la […]

La Red de Centros de Estudio por una Nueva Constitución, que reúne a un conjunto de centros de pensamiento, representantes de una amplia diversidad de centro-izquierda e izquierda trabajando conjuntamente por el proceso constituyente, ha publicado la declaración «Plebiscito: la […]

Ver más Ideas y Proyectos