Acuerdo de Unión Civil: un paso significativo para Chile

enero 28, 2015 por Esau Figueroa

Este miércoles 28 de enero de 2015 será recordado como el día en que Chile dio un paso más, pequeño aún pero significativo, en la ampliación de la ciudadanía, la consolidación de una mayor equidad y la reivindicación de justicia para todos y todas quienes integramos esta sociedad.

Y es que la tramitación legislativa final del ahora llamado “Acuerdo de Unión Civil” (AUC), si bien es extensiva tanto para parejas homosexuales como heterosexuales, no puede dejar de ser reconocido como un avance en la larga lucha por dotar de dignidad e igualdad de derechos a una parte importante de la población, violentada y relegada a una ciudadanía de segunda y tercera clase.

Lejos de los argumentos retrógrados que llaman a los pánicos morales y la destrucción de la familia tradicional, lo cierto es que esta nueva institucionalidad fortalecerá vínculos de amor y filiación que hasta ayer se encontraban en la absoluta precariedad, sostenidos solo por la valentía y fuerza de quienes han desafiado las normas establecidas, fundadas en una moral que tras el escudo de la religión o la defensa de un modelo específico de familia han promovido el odio y la desigualdad en un país de por sí desigual, profundizando así un modelo de inequidad reconocido a nivel internacional.

Decimos que damos un paso pequeño pues aún queda mucho camino que recorrer. Falta revertir políticas que han controlado cuerpos y subjetividades,  desconociendo el valor de la autonomía y el respeto por todas las formas de vida que componen nuestra sociedad. Falta aún por dotar de dignidad a muchos y muchas de nuestras congéneres, entendiendo que un Estado de derecho, como plantea ser Chile, debe otorgar garantías, protección y reconocimiento para todos y todas quienes así lo requieran, en igualdad de condiciones y dotados con los mismos derechos.

Desde hoy, muchas personas, homosexuales y heterosexuales, comenzamos a soñar con mayores logros y la instauración de un país mejor, el cual nos brinde una vida en la que la orientación sexual, la identidad de género o el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos o la forma en que queramos relacionarnos sean solo parte de nuestra cotidianidad y no un problema por el cual luchar. También desde hoy, muchas familias serán reconocidas como tal.

Hoy no han ganado grupos ni sectores específicos, sino todos y todas, porque hoy ha triunfado la democracia y la justicia. Hoy ha triunfado parte del sueño de una sociedad mejor.

Más Ideas y Proyectos

En este capítulo especial, hablamos con dos candidatas a la Convención Constitucional por escaño reservado de Pueblos Originarios: Elisa Loncon del Pueblo Mapuche, y Oriana Mora del Pueblo Lickanantay. Hablamos sobre la importancia de reconocer las demandas políticas, culturales y […]

Junto con la Red de Centros de estudios por una Nueva Constitución hemos desarrollado una propuesta de «Perspectiva de Género en el Reglamento de la Convención Constitucional«, que puedes revisar aquí: Revisa también la columna «Igualdad de género en la […]

En el capítulo de hoy conversamos con el académico de la universidad de Cambridge y la Universidad de Santiago de Chile (USACH), economista creador del índice Palma de desigualdad, José Gabriel Palma. José Gabriel también es miembro del directorio de […]

La Red de Centros de Estudios por una nueva Constitución aspira a contribuir a la discusión pública sobre el reglamento de funcionamiento de la Convención Constitucional, razón por la cual hemos elaborado propuestas que sirvan como insumo a los candidatos […]

Ver más Ideas y Proyectos